Dos realidades separadas por un paredón

Los talleres de Conin se llevaron a cabo en su sede de Tigre nuevamente

Dos realidades separadas por un paredón

La fundación Conin, con su sede en Rincón de Milberg, realizó su actividad como todos los sábados con los niños del barrio. Con 60 niños en el programa que sufren desnutrición, busca brindar apoyo a las familias de la zona.

La sede de Conin en Tigre
La sede de Conin en Tigre

El barrio de Villa Liniers en Tigre se encuentra tranquilo. Los ruidos solo provienen de la sede de Conin Rincón donde los chicos juegan como todos los sábados por la mañana. La fundación organiza juegos y talleres para las madres. Los chicos corren y juegan con las voluntarias. Gritos, risas y palabras como “pica clara” se escuchan entre los jugadores.  En el camino a la sede de Conin hay tres barrios privados, donde oficiales de seguridad cuidan sus entradas. Adelante, un paredón termina y el panorama es diferente.  Más adelante se ven dos niños jugando. A su lado basura, un depósito de chatarra y elementos recolectados. La casa de la cual salen es de ladrillo y cemento, rodeada de un alambre roto a los costados. Dos gallinas recorren un terreno con autos viejos, con sus cubiertas oxidadas. En frente se observa la calle destruida, cubierta de basura y más adelante un gran paredón con alambre eléctrico en sus extremos. Una gran pared  que  divide Villa Liniers del barrio cerrado La Escondida. Casas altas, con techos de tejas y resistentes se ven del otro lado, algunos árboles intentan taparlas.

El paredón del barrio La Escondida
El paredón del barrio La Escondida

Los talleres de Conin se llevaron a cabo en su sede de Tigre nuevamente

Miguel está sacando la basura. Camina cansado, las arrugas de su rostro y manos muestran el trabajo arduo de todos los días. Es cartonero, divorciado y con ocho hijos a sus 46 años.

-Yo le paso dinero a la madre de mis nenes cuando puedo. Pero no alcanza, vivimos muy justos.

Miguel lleva a sus hijos al centro de Conin Rincón a solo dos cuadras de su casa. Conin es una fundación que trata la desnutrición infantil. Su sede está ubicada al lado de la Iglesia. Su construcción de cemento, con jardín y juegos para los chicos, abre sus puertas a las familias del barrio.

La fundación realizó un censo en el barrio  en 2012. La zona se caracteriza por tener calles asfaltadas y electricidad, pero no hay cloacas. El 38% de los hogares poseen una sola habitación para dormir y el 63% de los techos de las viviendas están construidos con chapa. Un 50% obtiene agua de la canilla afuera de la casa.

El barrio de Villa Liniers en Rincón de MIlberg, Tigre.
El barrio de Villa Liniers en Rincón de MIlberg, Tigre.

Según los datos actuales de la Fundación, hay 60 niños del programa que sufren desnutrición y hay 24 niños con riesgo de desnutrición. Abel Albino, fundador de Conin, explica: “La desnutrición afecta a los niños por debajo de los seis años porque depende de terceros que no tienen los medios o la capacidad intelectual suficiente para poner en marcha a una creatura.”

Graciela tiene 21 años, tiene cuatro hijos y vive con su pareja. No trabaja.

– Está bueno tener a Conin cerca, la salita no siempre es buena. Yo encontré un gran apoyo y los nenes se divierten.

Sonríe y continúa persiguiendo a Brian, su hijo, que no se quiere ir.

Anuncios

Un comentario en “Dos realidades separadas por un paredón

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s