Bajo el agua

Los evacuados vuelven a sus casas

Bajo el agua

Las lluvias de agosto siguen siendo un problema para muchos. Los barrios Agustoni y San Alejo continúan inundados. Un grupo del PRO se acerca a ayudarlos todas las semanas con ropa, alimentos y mercadería.

Los vecinos de los barrios Agustoni y San Alejo reciben a un grupo de voluntarios y trabajadores del partido del PRO durante la mañana del viernes 29 de agosto. Estos barrios están ubicados en el municipio de Pilar y fueron los más afectados por la lluvias del mes de agosto.

Barrio Agustoni 3 semanas después de la tormenta
Barrio Agustoni tres semanas después de la tormenta. (M.L)

Adultos, jóvenes y niños se acercan a las camionetas para pedir alimentos, ropa, mercadería o lo que sea. Se acercan familias completas, otras mandan a los más chicos y algunos otros sin poder salir por el agua, gritan desde sus casas. Lo que más piden es agua mineral, seguido por comida y por último ropa. La necesidad, tristeza y vergüenza se refleja en los ojos de cada uno de los vecinos.

“A mí dame lo que tengas, si total no tengo nada, la lluvia se llevó todo” explicó Blanca Porcal, una mujer de 45 años. La lluvia todavía sigue siendo un problema para muchas familias. Algunos terrenos de estos barrios se encuentran en zonas bajas que fueron terriblemente alcanzadas por el Río Luján. El agua subió hasta un metro y medio.

La dirección Municipal de Pilar decidió darle a este grupo de vecinos albergue en el Centro de Evacuados Municipal. Aun continúan realizando muchas visitas, casa por casa, teniendo en cuenta a las familias que por razones de seguridad eligieron no evacuarse, pero necesitan recibir algún tipo de atención sanitaria. Otros equipos municipales siguen trabajando con el objetivo de prevenir enfermedades.

Yesica Bortule, coordinadora de los barrios del PRO, declaró: “Realizamos todo lo que podemos teniendo en cuenta nuestras limitaciones. El PRO no es el gobierno por lo cual carecemos de muchos recursos”. Y agregó: “Los barrios se inundan por la falta de embotamiento, saneamiento del arroyo y mantenimiento de las zanjas. Básicamente la falta de obras hidráulicas que permitan mejorar el cauce del río cuando llueve copiosamente”.

La basura que trajo la subida del río Luján, quedó como huella de lo ocurrido. Los vecinos se ayudan entre todos. Juan Perdomo, un hombre de 50 años se acercó y dijo: “Dame agua y ropa para mi vecina del fondo que está embarazada de siete meses y no puede salir de la casa”. La solidaridad abunda en el barrio.

Después de tres semanas que hayan finalizado las fuertes lluvias, las calles del barrio siguen inundadas. Al igual que el 70% de Pilar, los barrios no cuentan con ninguno de los servicios básicos: agua corriente, cloacas y gas natural. La acciones de ayuda son una buena iniciativa, pero lo que realmente hace falta son obras hidráulicas para evitar futuras inundaciones.

Magdalena Lanusse

Anuncios

Un comentario en “Bajo el agua

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s