El clásico en la Deportiva Francesa es una fiesta

El rugby reúne a más de 300 fanáticos

La Asociación Deportiva Francesa disputo el clásico frente al Club San Patricio el sábado de local. Ambos necesitaban el triunfo para seguir soñando con pertenecer a la máxima categoría.

El rugby es un deporte que se juega dentro y fuera de la cancha. Eso se les enseña a los jugadores de la Asociación Deportiva Francesa desde chicos. Era lógico entonces que las gradas estén repletas de jóvenes saltando, gritando y alentando. Algunos conservaban las camisetas del club, otros directamente con el torso desnudo. La mayoría estaban pintados con los colores azul, rojo y blanco y sostenían banderas de su club. Cualquiera que pase por el km 42 de la panamericana desde las 15:30 del sábado pasado podría haber escuchado los cantos a la distancia.

DSC_0443
La hinchada de San Patricio viste de celeste (Crédito: Iván Mantello).

El día estaba nublado pero aun así hacía mucho calor. Luego de que los jugadores pisen el campo de juego y pasen por una tormenta de papelitos, las hinchadas también comenzaron a jugar. “Dale y dale, y dale Sanpa dale” resonaba con fuerza entre medio de redoblantes y trompetas. La hinchada de Deportiva enmudecía cuando el apertura de San Patricio sumaba de a 3.  El local no le encontraba la vuelta al partido. “Hay que poner huevo e ir para adelante”, decía Santiago Paroni de 15 años y jugador de M16 del conjunto multicolor.

Del lado de enfrente a las gradas, se encontraba el público más maduro. Padres, madres, abuelos disfrutaban del encuentro tomando mate sentados en sillas desplegables. De este lado se podía apreciar más el olor a pasto recién cortado. Había un puestito que vendía todo tipo de cosas dulces cerca de un carrito de bebé con globos de los colores de Deportiva. Los niños jugaban y parecían desinteresados por los gritos ante el try de Deportiva, que lo posicionaba arriba por primera vez.

En el entretiempo, los jugadores partieron a una canchita cerca donde se reunieron en círculo mientras eran rociados con spray en zonas adoloridas. “¡Muchachos están jugando un clásico!”, arengaba uno en el centro. Luego habló el expuma Rodrigo Roncero y los jugadores volvieron a la cancha con ánimos renovados. “¡El que no salta, se va a la b!”, cantaban los fanáticos más enérgicos de Deportiva. Los de Sanpa contestaban: “¡El que no salta, es un francés!”.

Todos juegan en Deportiva, no importa quienes estan dentro de la cancha (Crédito: Ivan Mantello)

De repente, un try de San Patricio hizo temblar a los fanáticos locales. Pero las indisciplinas del visitante le costarían la igualdad del partido. El empate parecía lo más razonable, pero minutos antes del cierre apareció una nueva oportunidad de sumar a los palos y Deportiva ganó un partido muy difícil. “Sabíamos que iba a ser duro”, decía Nicolás Cortez, el mediosrum de los ganadores.  “Pudimos hacer las cosas que veníamos practicando y las cosas se nos dieron”.

“Necesitábamos este triunfo “, decía Nicolás De Barruel, jugador de Deportiva. “La idea es quedar en primera, y esto es un pasito más a eso”.  Mientras los de San Patricio se retiraban con amargura, los locales se abrazaban. Ganaron el clásico y se acercaron un poco más al sueño de seguir en primera.

Por Ivan Mantello

Anuncios

Un comentario en “El clásico en la Deportiva Francesa es una fiesta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s