Luján se recupera de la inundación

Los lujanenses inundados perdieron una semana de trabajo

Luján se recupera de la inundación

Luján sufrió las inundaciones en la provincia de Buenos Aires a principios de agosto. El agua llegó a los 5,44 metros de altura a nivel del río y para algunos de sus habitantes significó tener que abandonar sus casas, sufrir pérdidas materiales y una semana sin trabajar.

El viernes 28 de agosto ya no hay agua en Luján, el sol salió y la inundación es noticia de ayer. Sin embargo, los damnificados que están al día con el pago de impuestos, trabajan y viven de sus trabajos tienen que seguir adelante por sus propios medios. No cuentan con ayuda de las autoridades que deberían ocuparse. Están resignados porque no se los escucha.

Para Víctor, un vendedor ambulante frente a la basílica, canoso y de grandes ojos celestes, la inundación significó 15 días sin facturar. “Cuando se fue el agua vinimos 25 de los 103 que trabajamos acá a limpiar todo. No se puede esperar a que alguien se le ocurra venir”, confiesa resignado.

Los vendedores frente a la basílica de Luján estuvieron 15 días sin facturar.
Los vendedores frente a la basílica de Luján estuvieron 15 días sin facturar. Foto: Candelaria Di Salvo

Patricia es dueña, junto a su marido,  de la verdulería donde trabaja. Como no reciben planes sociales no se les ofrece ayuda. “Se supone que porque tengo negocio no necesito”, se lamenta observando una heladera de cinco mil pesos que se arruinó por completo con el agua. “Te agarra mucha amargura, llueve y yo ya tengo miedo”, confiesa angustiada.

La verdulería de Patricia ubicada en la calle Francia.
La verdulería de Patricia ubicada en la calle Francia. Foto: Candelaria Di Salvo

María Luisa barre la vereda, como todos los días, pero después de la inundación su rostro ya no transmite alegría. La inundación la afectó sobre todo en lo emocional: “Es catastrófico como te deja, nosotros lo hicimos con sacrificio esto”. Su vecino de enfrente Diego, un joven de 35 años que vive con su mujer y sus hijos, tiene una hija de cinco meses que debió abandonar su casa y aún no puede volver por la humedad. “Se nos arruinó un colchón de dos plazas que vamos a tener que volver a comprar”, se lamenta. “Me ofrecen uno usado, pero no me animo a poner a mi bebé ahí”, agrega.

El colchón de dos plazas que perdió Diego en la inundación.
El colchón de dos plazas que perdió Diego en la inundación. Foto: Candelaria Di Salvo

La movida solidaria de los argentinos se sintió muy fuerte en Luján y están agradecidos. Sin embargo, llegaron tantas cosas, que hubo mala organización en la distribución y actos inmorales. “La gente agarraba las donaciones y las vendía”, confiesa la dueña de un local en calle Francia que prefiere no revelar su nombre.  Entre ellos también se solidarizaron. Carlos vive en la esquina de Las Heras y Francia y le ofreció hospedaje a su vecino inundado.

Los inundados están de acuerdo, por unanimidad, en quienes pueden ser elegidos los héroes de esta catástrofe: los bomberos. Carlos no duda en remarcar su labor: “Fue impecable. Ellos deberían cobrar y los políticos ser voluntarios”.

Por Candelaria Di Salvo

 

Anuncios

Un comentario en “Luján se recupera de la inundación

  1. Candelaria, no aparece tu firma en el impreso. Atenta con el diseño. No vi otros titulos subrayados.
    El video se corta, no lo entendí.
    Es una cronica breve.
    Saludos, marita

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s