Paolo Menghini: un luchador incansable

Paolo Menghini: un luchador incansable

A tres años y medio de la Tragedia de Once, Paolo Menghini continúa la búsqueda de justicia por la muerte de su hijo.

Para Paolo Menghini esta es una semana muy demandante y agitada. El 7 de septiembre se presentan los alegatos en el juicio por la Tragedia de Once, el último paso antes de la sentencia que se espera para fin de año. La demanda de entrevistas es alta y él las acepta todas en su apretada agenda.

Sosteniendo la foto de su hijo Lucas, la imagen siempre con él en su isla de edición.
Sosteniendo la foto de su hijo Lucas, la imagen siempre con él en su isla de edición. Crédito: MP.

Un 20 de junio de 1966 en Puerto Madryn, Chubut, nació Paolo Menghini, el tercero de cuatro hijos en el matrimonio de María Mercedes y Atilio. Su infancia la vivió en Puerto Madryn hasta que su familia se trasladó a Buenos Aires al barrio de Haedo donde terminó la primaria. Pero la adolescencia lo atrapó mudándose otra vez, ahora a Morón.

Mientras estudiaba publicidad en la Universidad de Lomas de Zamora, trabajaba en el departamento de medios audiovisuales de la facultad. Esto lo llevó a participar en proyectos sociales en los alrededores de la universidad, una zona con mucha carencia. Estar en contacto con esa realidad lo ayudó a replantearse sus estudios publicitarios y descubrir su verdadera pasión: la edición.

En enero de 1991 se casó con María Luján Rey y ese año en mayo nació Lucas. Desde entonces hasta mediados de 1994 fue saltando de trabajo en trabajo, desde la edición de un noticiero en Cablevisión Morón, pasando por CVN hasta llegar finalmente a ATC, hoy Canal 7.

Paolo Menghini viene de una familia de músicos. Desde sus abuelos maternos, su madre y su hermana pianistas hasta su hermano Leonardo, la música rodea su vida. Eso se refleja en su trabajo sobre el que Menghini afirmó: “Trato a la noticia como un hecho nuevo cada vez, hago piezas que tienen un desarrollo y abren la posibilidad a la creatividad. En eso se parece mucho a las canciones”.

Hoy es editor periodístico del noticiero y del programa V7 internacional en la Tv Pública. “Estoy feliz de haber elegido este oficio que me ha dado tantas satisfacciones”, contó Menghini. Y fue en el canal que siente como su casa donde lo sorprendió la desgracia. El 22 de febrero de 2012 el editor perdió a su hijo Lucas Menghini Rey, en la Tragedia de Once, donde murieron 22 personas. Tardarían dos días en encontrar a través de las cámaras de seguridad el cuerpo de su hijo, atrapado entre dos vagones.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El primer acto que él y María Luján, desde el 2004 su exesposa, encabezaron fue el 27 de febrero de 2012 en el teatro Margarita Xirgu, y a partir de ese momento se contactaron con los familiares para seguir una causa común. Por su gran conocimiento del funcionamiento de los medios, el y la mamá de Lucas se convirtieron en los voceros del grupo y en la cara visible de la tragedia, por su inolvidable historia.

La pérdida de su hijo afectó todas las dimensiones de su vida, incluso la laboral. Un año y medio después, en un acto por la tragedia, Paolo Menghini pidió disculpas a los familiares de las víctimas de Cromañón, por el daño que pudo haber causado al repetir las imágenes del incendio durante su trabajo como editor.

En enero del 2015 volvió a casarse con su nueva pareja, Carolina. Menghini aseguró que ella, su hija Lara y Paz, la hija de Lucas son quienes lo han sostenido y apuntalado, soportando el cambio de ser una persona común y corriente a ser una persona constantemente demandada. En su día a día trata de poner cada cosa en su lugar, aun en la lucha y la tristeza para permitirse momentos de felicidad a los que llama “oasis de alegría”.

Su otro oasis sigue siendo la música. Toca solo o acompañado, y tiene su propio estudio en la casa. Menghini explicó: “Así tuviese una sola guitarra con las cuerdas podridas seguiría tocando porque no es una elección, uno no elige ser músico”.

La lucha de Paolo Menghini, en conjunto con otros familiares, persigue la condena de los funcionarios y empresarios que regulaban el funcionamiento del ferrocarril. “Yo fui un padre malcriador con Lucas y mi hija. La mitad sigue con Lara y todo lo que no le puedo dar él está puesto en la búsqueda de justicia. Todo ese amor. Y lo voy a sostener hasta el día que muera, porque eso se reconvertirá en otra cosa, no sé qué. Hoy es esto”, aseguró Menghini.

Anuncios

Un comentario en “Paolo Menghini: un luchador incansable

  1. Bien, Milagros. El enlace a la llamada Tragedia de Once pudo ser otro, no una noticia que no abarca todo. Por ejemplo, Wikipedia. Bien por retratar el ambiente.
    Saludos, marita

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s