El rostro mediático de Jorge Bergoglio

 El rostro mediático de Jorge Bergoglio

Guillermo Marcó fue vocero de Francisco durante 8 años, cuando era arzobispo. Hoy es de los sacerdotes que “más saben sobre medios en Argentina”.

Processed with VSCOcam with g3 preset
Guillermo Marcó en su despacho en la Casa Pastoral Universitaria, en Riobamba 1227.

“Lo que Buenos Aires le dejó a Jorge Bergoglio.” Así quiere titular Guillermo Marcó su próximo libro. El párroco de la parroquia Universitaria San Lucas, con 55 años, anhela reflejar su mirada y conocimiento profundo sobre el papa Francisco. Es de las pocas personas que “conoce bien la cabeza” del Sumo Pontífice. Es una cualidad que obtuvo después de ser la voz pública del entonces arzobispo de Buenos Aires, desde marzo de 1998 a diciembre del 2006. Guillermo Marcó, con la locura en su sangre, la humildad en su mirada, y las palabras más sinceras, es testigo de la autenticidad que transmiten las acciones del papa Francisco.

El sobrino nieto del conocido loco de la azotea, el primer locutor del mundo, contó qué significó haber sido la voz pública de alguien antimediático. Este desempeño implicó varias horas de insistencia para lograr que Bergoglio se muestre al mundo. Marcó explicó: “En el mundo triunfan los antimodelos. Este es un mundo que festeja a la sociedad de consumo y al mismo tiempo está absolutamente enamorado de alguien contrario al consumismo”.

Marcó es un intermediario de Dios, vocación que sigue desde hace 25 años; y a su vez, es un intermediario mediático. Hoy está a cargo del servicio pastoral universitario de la ciudad de Buenos Aires, destinado a los estudiantes de la UBA y a las universidades no confesionales. También es el presidente de la fundación que tiene la pastoral. Algunas personas que lo conocen dicen firmemente que “es el sacerdote que más sabe sobre medios en Argentina”. Lo lleva en la sangre, pero también es un hombre con una gran capacidad perceptiva de adaptarse a la presencia mediática que hay hoy en todos los ámbitos.

“El mundo festeja los antimodelos, y está enamorado de alguien contrario al consumismo”

IMG_2406
Guillermo Marcó con Jorge Bergoglio hace 20 años. Foto que tiene de fondo de pantalla en su celular. Foto propia.

Tiene un programa radial en radio Rivadavia; un programa de televisión con Guillermo Marconi en el canal Metro; es fundador del suplemento Valores Religiosos en Clarín; y es corresponsal de CNN en español. Su currículum es interminable, pero lo más sorprendente es reconocer en su rutina las actividades que son antecedentes a las acciones de Francisco. Marcó es copresidente en el instituto de diálogo interreligioso, junto al rabino Daniel Goldman y el musulmán Omar Aboud. Esta institución, formalizada hace ya 17 años, tiene una gran importancia en la ciudad, y es el antecedente del trabajo interreligioso que hoy está haciendo el Papa. “Curiosamente lo que pasó ahora, es un tema muy dialogado conmigo”, cuenta Guillermo refiriéndose al tema del aborto que fue muy hablado por Francisco en estas últimas semanas. Y agrega: “Me alegro mucho que repita cosas que hemos conversado hace tiempo”.

A lo largo de toda la conversación, Marcó describió a “Jorge” como el anti todo: el antipolítico, el antimediático, el anticampaña, el antimodelo. Es una de las características que hoy todos reconocemos en el Santo Padre: la humildad. Y podemos reconocer en Marcó la cara mediática de Bergoglio, algo que le costó muchos diálogos de persistencia. Contó que él simplemente mostraba lo que hacía, no inventaba cosas para que la gente conozca. Varias veces logró convencerlo en mandar un fotógrafo a un acto de caridad con una frase del evangelio: “No se enciende una luz para meterla debajo de la cama”.

Y eso es lo que hoy podemos percibir. Francisco es una luz, un alma totalmente genuina y humilde. Pero nadie podría iluminarse con esa luz si no fuese por hombres como Guillermo Marcó, que se ocuparon de mostrar esa luz al mundo. Cuando alguien le dice que muere de ganas de haber conocido a Jorge Bergoglio cuando estaba en Buenos Aires, Guillermo Marcó siempre responde: “Por qué no miras alrededor y te animas a descubrir aquel que te estás perdiendo. Porque hoy también te estas perdiendo a un Jorge Bergoglio. Que por ahí no va a brillar nunca, pero puede ser un tipo tan correcto, tan bueno y tan coherente como él.”

IMG_2411
Arriba: Marcó en la capilla al lado de su despacho en la Casa Pastoral Universitaria de Recoleta. Abajo: La oficina de Marcó y la entrada de la Pastoral. Foto propia.
Anuncios

Un comentario en “El rostro mediático de Jorge Bergoglio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s