El arte de ser médico cirujano plástico

Guillermo Galgano es cirujano plástico hace 25 años y aunque ha operado a famosísimas figuras nacionales e internacionales, le escapa a lo mediático.

Foto: Candelaria Di Salvo
Foto: Candelaria Di Salvo

No alcanza con la vocación, hace falta esfuerzo, dedicación y sobre todo pasión. Guillermo Galgano es médico especialista en Cirugía Plástica y miembro de la Sociedad Argentina de Cirugía Plástica, Estética y Reparadora (SACPER) y de la Sociedad de Cirugía Plástica de Buenos Aires. Comenzó a operar cuando tenía 16 años, acompañando a su padre que era cirujano otorrinolaringólogo. Hoy, con 50 años, ya ha hecho más de tres mil cirugías plásticas. Siempre quiso ser cirujano. Estudiar medicina era el proceso necesario para llegar a ser lo que quería.

Foto: Candelaria Di Salvo
Foto: Candelaria Di Salvo

“La única materia en que tuve diez desde primer grado hasta quinto año fue dibujo”, recordó Galgano, aludiendo a su habilidad con las manos y agregó: “En la estética el arte supera la técnica”. Terminó la carrera de Medicina en la Universidad de Buenos Aires con diploma de honor y tras 25 años de médico, sigue estudiando. Operar es su única pasión. En el colegio y en la universidad era excelente alumno, se autoexigía mucho porque le daba vergüenza llevar malas notas a su casa. Hoy, los resultados están a la vista.

Su vocación se puso a prueba desde su época como estudiante. Durante su práctica en un hospital de casos complejos, examinando un paciente debía escuchar los latidos de su corazón. Galgano no los escuchaba pero veía que la persona estaba viva. Le confesó al profesor que no encontraba el corazón y no estaba errado, la persona padecía una  malformación en la que todos los órganos están del otro lado.

Su carrera también le depararía una sorpresa. Haciendo una guardia en el hospital le avisan de un accidente en la vía pública: un auto volcado y dos jóvenes heridos. La chica tenía 18 años y llegó al quirófano con la cara destrozada, él era el único que hacía plástica en el hospital y se animó a operarla, le salió el amor por la especialidad de adentro. Hoy es su mujer y tienen dos hijos.

Estar casada con un cirujano plástico no es nada sencillo: “Al principio me costó mucho, pero aprendí que esas mujeres me dan de comer”, confesó su mujer Cristina.  Considerando el riesgo que implica una operación, Galgano no se animaría a esta edad a operar a su hija: “El estrés de la cirugía se multiplica por mil si es tu hijo el que está ahí”, aseguró.

Galgano se escapa del perfil mediático. Sale en la televisión pero nunca pagaría una nota. “Si me llamás que sea porque yo sé mucho de algo y vos me lo reconocés”,  se enorgullece. En lugar de decorar su consultorio con fotos de figuras del espectáculo, prefiere las fotos con médicos famosos: el que inventó la lipoaspiración, el que inventó la lipoescultura, el primer director del quemados de la argentina, etc.  Tampoco operaria por canje. “Es terrible la responsabilidad de operar famosos, habría que cobrarles más caro”, afirmó con respecto al trato especializado que se les da. Insiste en que operar mal a un famoso puede arruinar ambas carreras: “Te tenés que exiliar”.

_DSC1178
Foto: Candelaria Di Salvo

A pesar de ser una especialidad ligada fuertemente a lo comercial, Galgano se destaca por  priorizar los valores. No tiene problema en negarse a operar si no considera que haya un problema físico o psicológico que acompleje al paciente. Hoy es lo que es gracias a su perseverancia y obsesión por la perfección. “Me digo a mi mismo: ‘Esto no me va a ganar’ y hasta que no me sale no paro”.

Por Candelaria Di Salvo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s