Luis Basavilbaso, la cara visible de Citroën y Peugeot Argentina

Luis Basavilbaso es el director general de Citroën y Peugeot Argentina. “Llegué a ser director de estas dos grandes marcas trabajando mucho, siendo constante y con un poco de suerte”, contó Basavilbaso.

Luis Basavilbaso en BAFWeek junto al nuevo Citroën DS3. Crédito: Maia Croizet
Luis Basavilbaso en BAFWeek junto al nuevo Citroën DS3. Crédito: Maia Croizet

Desde el año 2008, Luis Basavilbaso es el director general de Citroën y hace un mes fue nombrado director general de Peugeot Argentina. Ambas marcas forman parte de un mismo grupo. Basavilbaso, de 56 años, está casado con Mónica Holmberg con quien tiene cuatro hijos. “Papá es muy social, le encanta pasar su tiempo libre con la familia o amigos”, dijo Camila, su segunda hija. Basavilbaso se convirtió en un referente de la industria automotriz del país y su voz es relevante en casos de crisis.

Basavilbaso cuenta que tiene un estilo de gestión sumamente participativo. “Trato de hacer que las ideas y las políticas surjan de un consenso de grupo y un equipo de trabajo”, expresó firmemente. Desde que Basavilbaso asumió la gestión de Citroën Argentina, la imagen de marca mejoró mucho y hoy es una empresa conocida en todo el país. “Aumentó mucho el volumen de ventas, fue rentable, así que por eso ahora me dieron la gestión de Peugeot también”, declaró Basavilbaso.

Citroën y Peugeot están en el quinto y sexto puesto de la lista de marcas con más demanda en la Argentina. La industria automotriz es uno de los sectores más pujantes de la economía del país y también uno de los sectores que más mano de obra produce. Como consecuencia de la devaluación del real en Brasil, hoy la industria automotriz argentina esta sufriendo una fuerte crisis. Basavilbaso opinó al respecto: “Lo que está sufriendo fuertemente son las exportaciones, el 90% de lo que se exporta desde la Argentina se exporta a Brasil” . El director explicó que es “casi nuestro único socio comercial” refiriéndose a las dos marcas que dirige.

En Brasil se están dando dos cuestiones que afectan directamente la economía de nuestro país. En primer lugar, una devaluación fuerte del real por lo cual nuestro tipo de cambio es menos competitivo y es más caro exportar desde la Argentina. Y en segundo lugar, una fuerte caída del consumo interno de Brasil, por lo cual se está achicando el mercado. “Un mercado que llegó a ser de tres millones y medio de autos por año y hoy está en el orden de dos millones seiscientos mil”, agregó Basavilbaso.

En la Argentina esta crisis ya se puede observar en resultados concretos. Bajaron los costos de estructura al mínimo, se eliminaron unos cuantos puestos de trabajo y también hubo suspensiones. Basavilbaso declaró que la única estrategia posible por el momento es la disminución de costos y el recorte urgente del volumen de producción.

Ante esta situación la industria automotriz espera ansiosamente el resultado de las elecciones presidenciales. El gobierno impuso dos importantes barreras en los últimos años: la limitación de importaciones de piezas o autos fabricados sobre todo fuera del Mercosur y el impuesto a los vehículos de lujo. “Nosotros pensamos que para el segundo semestre del año que viene, cualquiera sea el gobierno que viene, eliminaría las dos situaciones”, informó Basavilbaso.

Por Magdalena Lanusse

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s