El debate ambiental en la ciudad

Por Milagros Di Santo

Con el título de Ciudad Verde el gobierno porteño promueve cambios y nuevos proyectos en materia ambiental para salvar a Buenos Aires de la contaminación.

El concepto de ciudad verde o ecociudad se está intentando aplicar en muchos lugares del mundo. Es la respuesta urbana a la crisis planetaria climática y energética que con urgencia necesita una respuesta de los gobiernos. Haciendo uso del concepto ciudad verde el gobierno de Mauricio Macri lanzó una política que busca generar conciencia y educación en el uso de la bicicleta, el consumo responsable de agua y energía, y en la separación de residuos y el reciclaje.

Este programa del gobierno de la ciudad es impulsado por la ley Basura Cero, que fue promulgada en enero del año 2006, y que está orientada a la eliminación progresiva de los rellenos sanitarios. Según datos oficiales del gobierno, el programa de recepción de materiales reciclables en los últimos meses recibió 825.906 kilos de basura que, de otro modo, hubieran

Así son los puntos verdes, en donde los vecinos pueden dejar los materiales reciclables.
Así son los puntos verdes, en donde los vecinos pueden dejar los materiales reciclables.

ido a los rellenos sanitarios. A través del trabajo de recepción de materiales que luego se envían a los centros verdes, todo vuelve al circuito productivo. Aún así la Ceamse declara que se entierran aproximadamente seis mil toneladas diarias de basura, lo que nos lleva a preguntarnos si realmente esta nueva política está teniendo un efecto favorable en el medio ambiente o si tan solo es parte de una estrategia del gobierno para dar una imagen positiva sobre la protección ambiental.

Reciclar los materiales consiste en someterlos en un proceso físico o químico para obtener un nuevo producto. Según Paula Belbruno, licenciada en ciencias ambientales, reciclar materiales no solo genera menos residuos en los basurales, también es importante resaltar que estos no terminan en ríos y otros cuerpos de agua, y se evita la contaminación tanto visual como la terrestre.  Belen Yardebuller,  también licenciada en ciencias ambientales, explica que en plano económico, el reciclado reduce costos porque un producto se convierte en un insumo para producir otro diferente. A su vez, en el lado social unifica a los cartoneros o recicladores urbanos, como se los conoce actualmente, y en el caso de implementarse seriamente, el reciclado podría generar muchos puestos de trabajo para gente que necesita un empleo estable. Una prueba del avance en el área social son las cooperativas de recicladores urbanos, que realizan de forma exclusiva la recolección materiales reciclables generados en la ciudad. Actualmente hay 12 cooperativas trabajando que son fuente de empleo para muchos porteños.

La tendencia al cuidado ambiental no solo es promovida por el gobierno, muchas empresas privadas y ongs se basan en el reciclaje de materiales. Es el caso de Equidad, una organización sin fines de lucro que cuenta con un taller en dónde se trasforman residuos electrónicos en computadoras, que luego se donan a escuelas. Pese a no ser una organización estatal, se ve favorecida por el incentivo del gobierno en el área de separación de residuos y reciclaje. Oscar Zúccolo,

Camiones especiales retiran los residuos que son materia prima de las cooperativas de reciclaje.
Camiones especiales retiran los residuos que son materia prima de las cooperativas de reciclaje.

director de Equidad,  opina que el verdadero poder para solucionar los problemas está del lado del Estado, no solo por la acción que pueda llevar sino también respecto a la prevención, y en el caso del estado local, Zúccolo cree que el gobierno ha dado señales bastante notorias de que tiene preocupación sobre ciertas cuestiones ambientales.

Pese a que la separación de residuos y el reciclado han tenido efectos positivos en el aspecto ambiental, como también el  económico y social, ambas profesionales opinan que el programa Ciudad Verde debería incluir otras políticas ambientales. “A este proyecto del gobierno de Mauricio Macri le faltan puntos por cubrir, es necesario combatir varios problemas de fondo que son los que originan estos problemas secundarios”, comenta Belbruno. La licenciada Yardebuller explica que si, por ejemplo, hubiera una buena base de educación ambiental en el nivel primario y secundario de las escuelas, no se hubiera llegando nunca a los límites de espacio para la basura en la ciudad. Según Belbruno, Ciudad Verde, tendría que ser una política integral, que incluya varios aspectos relacionados al medio ambiente que no se están teniendo en cuenta, como el saneamiento del Riachuelo o el tratamiento de sus efluentes, que van directo al Rio de la Plata.

De todas formas, es innegable que el interés del gobierno por las cuestiones ambientales de la ciudad es destacable, como también es importante remarcar y no olvidar que aunque por el momento ciudad verde parece no apuntar a nuevos objetivos ecológicos, ni a promover nuevas medidas contra la contaminación, el cuidado ambiental de la Ciudad de Buenos Aires es principalmente responsabilidad de cada vecino.

Anuncios

Un comentario en “El debate ambiental en la ciudad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s