Mitos y verdades sobre ser emprendedor

Pasión, trabajo en equipo y ganas de ir por más: características que definen el perfil y la filosofía de vida del emprendedor.


¿Qué tienen en común Apple, Starbucks y Facebook? Además de ser compañías reconocidas a nivel internacional, comparten una cuestión más profunda: todas surgieron de personas que tuvieron una buena idea y pudieron llevarla realidad. Sin embargo, lo fundamental es que estos individuos lograron convertir una oportunidad en un servicio a través de su esfuerzo y su trabajo. Esto es, a grandes rasgos, lo que implica emprender, actividad que representa al 14,4% de la población adulta argentina según el informe del 2014 de la Global Entrepreneurship Monitor (GEM).

Sin embargo, sería falso creer que todo aquel que emprenda será como Steve Jobs o Mark Suckerberg. Muchos grandes entrepreneurs solo cuentan consigo mismos y sus ideas. Lo que define al emprendedor va más allá del éxito internacional y el rédito económico, sino que la esencia del emprendedor está en su personalidad y en su estilo de vida.

Infografía sobre el ecosistema emprendedor de Argentina Fuente: Brenda Roberts
Infografía sobre el ecosistema emprendedor de Argentina
Crédito: Brenda Roberts

La persona que busca emprender desde el ámbito laboral o académico suele hacerlo también en su vida cotidiana y en sus relaciones. Uno de los aspectos que permiten identificar a alguien como emprendedor es la inclinación a proponer y organizar viajes, cenas con amigos o partidos de futbol, entre otros ejemplos.

Sin embargo, esto no es suficiente: un rasgo fundamental que presentan los grandes entrepreneurs es su pasión por lo que hacen. Florencia Colombi, presidenta de AIESEC Buenos Aires (USAL), entiende que esto les permite sobrellevar muchas dificultades. “La persona que emprende sigue sus sueños y no se deja llevar por preconceptos sociales, como pensar que trabajar en una empresa es el único camino a seguir”, explica Colombi.

El emprendedor también suele ser una persona muy curiosa, inquieta y que siempre está buscando algo más. “Ser inquieto y tener pasión son dos cosas esenciales para emprender porque sino la idea no perdura”, explica Marcos Llerena, fundador y director de Mandarina, su agencia de branding. “A lo mejor, si no se prosperó a los seis meses de empezar un proyecto, una persona que no es inquieta y no es apasionada por lo que hace no sigue”, amplía Llerena.

“La persona que emprende sigue sus sueños y no se deja llevar por preconceptos sociales”, expresa Colombi.

A la hora de emprender, el trabajo en equipo es un factor de importancia: se necesitan los aportes y los puntos de vista de varias personas para que una idea se desarrolle. Santiago Yelmini, fundador de Entrepreneurs for Entrepreneurs (E4E), una organización que busca respaldar a jóvenes emprendedores, sostiene que la capacidad de trabajar en equipo puede determinar el devenir del proyecto. “Si lográs formar un buen equipo, tenés más posibilidades de que las cosas salgan bien, pero también se puede venir todo abajo por no poder armarlo, y esa es una dificultad enorme”, desarrolla el emprendedor.

Existe el preconcepto de que emprender significa ser reconocido a nivel global y hacer una fortuna. No obstante, estos casos representan solo un pequeño porcentaje y a esto se le agrega que no todos los emprendimientos progresan. De acuerdo con el informe del GEM, la tasa de interrupción de los negocios representa al 2,1% de la población adulta en la Ciudad de Buenos Aires y al %3,1 en Argentina.

“Ser inquieto y tener pasión son dos cosas esenciales a la hora de emprender”, declara Marcos Llerena

Por otro lado, no todo el que emprende necesariamente inicia su propio proyecto. Últimamente, se utiliza el término introentrepreneur para referir a personas que buscan innovar dentro de una empresa que no es propia. “En una compañía grande también se necesita gente emprendedora que pueda generar nuevos productos y nuevas ideas”, comenta Marcos Llerena.

Según el Global Entrepreneurship Motinor, el 50% de los emprendedores en Argentina tendrían entre 25 y 44 años de edad y tienden a ser más hombres que mujeres. Sin embargo, Florencia Colombi considera que aspectos como el género, la edad o el nivel socioeconómico no caracterizan al entrepreneur. “No hay género, edad, ni rubro para estas cosas, y en cuanto a la ayuda económica, siempre hay gente que trabaja o invierte en distintos proyectos”, explica la voluntaria de AIESEC.

El perfil de un emprendedor se define por el trabajo en equipo, su pasión y sus ganas de ir siempre por más. Pero ser entrepreneur no se nace, se hace: cualquier persona que desarrolle estas facultades puede llegar a serlo. “Ser emprendedor no es ni una profesión ni un puesto, es una filosofía de vida”, afirma Llerena.

Marcos Llerena


Enlaces relacionados

Anuncios

2 comentarios en “Mitos y verdades sobre ser emprendedor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s