La ciudad verde apuesta a la mejora del medio ambiente

La capital porteña está entre las 10 ciudades que lograron más concientización para reducir la basura. 60 ciudades participaron de la cumbre convocada por la organización mundial.

Buenos Aires está siendo transformada por una onda verde. Las plazas han mejorado en cuanto a la limpieza, hay mayor cantidad de espacios verdes y lugares que permiten hacer ejercicio. Se está llevando a cabo una vida más saludable en la ciudad, sin dejar de lado la moda de los restaurantes con comida naturista. Si bien la capital se encuentra en un proceso de cambio con respecto al cuidado del medio ambiente, está mejorando en la concientización de los vecinos. Igualmente, se ha destacado el desarrollo del metrobus y la gestión de residuos urbanos.

1026
Campanas verdes

El gobierno de la ciudad viene cumpliendo un gran rol en este proceso llevando a cabo una ciudad más limpia y con menos contaminación. Se han instalado 32 “puntos verdes” a lo largo de Buenos Aires donde los vecinos pueden llevar sus elementos reciclables y ahí los separan de acuerdo al tipo de material. Además habilitaron las campanas verdes que tienen la misma función que los puntos, aunque no permiten separar los diferentes materiales. Así mismo,el accionar del gobierno en la ciudad promueve el transporte más saludable y menos contaminante con la construcción de bici sendas y puntos automáticos que permiten retirar las eco bicis en las 57 estaciones instaladas en distintos barrios de la ciudad.

Punto verde en Vicente López y Pueyrredon
Punto verde en Vicente López y Pueyrredon

Rodrigo Morán, quién trabaja en un Punto Verde, explica que los colegios también participan en concursos de reciclaje. “Este año un colegio llegó a juntar  una tonelada en plástico”, expresó Morán. Por otra parte, Alberto Jarombek, dedicado al área de Seguridad, Salud Ocupacional y Medio ambiente, opina que el reciclaje es importante pero no vital. “Son medidas que ayudan pero están más enfocadas al marketing de una gestión”, sugiere Jarombek. Del mismo modo, propone darle importancia al impulso de acciones como la iluminación led en la ciudad, motivar el uso de vehículos sustentables, promover empresas pymes recicladoras, entre otras.

1025
Containers de basura en la ciudad

Mientras que hay muchos ciudadanos dispuestos a colaborar con su grano de arena, hay otros tantos que no. Los contenedores de basura son la nueva guerra entre los vecinos. Nadie los quiere en la puerta de su edificio por lo tanto los van cambiando de lugar y esto ha provocado infinitas discusiones entre ellos. De todas maneras hay muchos que están comprometido,s puesto a que en el mes de Mayo se produjo un récord histórico de recepción de materiales reciclables, siendo un total de 94.321 kilos distribuidos en los 32 puntos verdes lo que representaría aproximadamente 4 kilos por persona.

La construcción también puede ser parte del proceso, generando un menor impacto en el medio ambiente. Claudio Delbene, arquitecto y magíster en energías renovables en arquitectura, comenta que antiguamente el impacto en el uso de energías para acondicionamiento era mucho menor que en la actualidad. Antes, las construcciones resolvían ese tipo de factores, de manera natural. Sin embargo, los problemas energéticos de los años ´70 llevaron a la toma de conciencia. Esto dio lugar al desarrollo de técnicas y materiales innovadores para reducir el impacto. En cuanto a los materiales, Delbene sugiere  pensar primero, si la materia prima es renovable o no. Para reducir el impacto de las herramientas, propone aprovechar las fuentes disponibles como el sol, el viento y la iluminación natural.

Hay propuestas simples que todavía no se han llevado a cabo. Magalí Gavilan, responsable del Medio ambiente en una farmacéutica, expresa su descontento por la falta de contenedores especiales para cigarrillos en los sectores públicos.Los mismos tienen riesgo de incendio si se los tira en cestos comunes, por lo tanto los ciudadanos suelen tirarlos en la calle.

El cuidado del medio ambiente y lograr ser una ciudad más limpia, es un proceso que lleva muchos años. No se pueden ver cifras concretas a corto plazo, pero este tipo de acciones deben continuar y la conciencia de los vecinos crece aún más. No se puede lograr una ciudad más limpia sin la ayuda de los ciudadanos.

 

La arquitectura también puede reducir el impacto al medio ambiente

Claudio Delbene, arquitecto y magister en energías renovables en arquitectura y urbanismo es actualmente docente de grado y posgrado en la Universidad de Buenos Aires, en la Universidad de Belgrano. Se dedica a trabajar en el área de diseño bioambiental y las energías renovables. Estuvo siempre interesado por conocer los problemas como las obras de arquitectura impactan en el medio ambiente y cómo el diseño bioambiental tiene en cuenta algunos principios para reducir los impactos.

De ésta manera considero que el arquitecto Delbene es una persona relevante y con conocimiento apto para opinar, comentar y proponer acerca del medio ambiente. Me parece positivo tener una mirada desde otro punto en cuanto a la contaminación generada en la ciudad y expresar algunas técnicas que muchos ciudadanos desconocen y se podrían llevar a cabo en Buenos Aires en mayor medida. Además es bueno saber que la única forma de recudir el impacto de la contaminación no es sólo con el reciclaje o con empresas recilcadoras sino que cada uno, desde su puesto de trabajo puede colaborar de alguna manera.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s