Adelgazar, un desafio para la salud

Los consejos y las dietas para bajar de peso se vuelven cada vez más comunes. Google reporta más de 7 millones de búsquedas sobre estos temas. El problema está en que muchas veces, estos consejos atentan contra la salud de las personas.

La palabra dieta es buscada por 7,5 millones de personas en Google. Bajar de peso, y adelgazar las siguen en estadísticas, según informa la empresa del buscador. Los números hablan solos. Es claro que la preocupación por adelgazar se vuelve cada vez más común.

Los jugos en las dietas, una de las modas. Crédito: Google Images.
Los jugos en las dietas, una de las modas. Crédito: Google Images.

Según la tercera Encuesta Nacional de Factores de Riesgo (ENFR), a cargo del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) y el Ministerio de Salud de la Nación, el 20 por ciento de la población es obesa. Además, un estudio mostrando en el XIX Congreso Argentino de Nutrición, muestra que el 52 por ciento de las personas que hacen dieta tiene un índice de masa corporal normal y no tiene patologías que pongan en riesgo su salud, con lo cual no necesitan bajar de peso. Es evidente que la preocupación por reducir el peso siempre llega. Sea por cuestiones estéticas o de salud, las personas buscamos adelgazar.

Cada año aparecen nuevas dietas que se imponen como modas. Una de las tendencias que más se asienta este año es la de las dietas proteicas. Se basa en proteínas de alto valor biológico. Hay poca presencia de carbohidratos, frutas, verduras, azúcar y legumbres. Solo permiten la ingesta de lácteos, pescado, carnes, mariscos y aves.

Esta alimentación genera lo que se conoce como efecto cetosis. En este estado el cuerpo quema reservas de grasa para obtener energía. También produce una serie de químicos denominados cuerpos cetónicos o cetogénicos. Las dietas de este estilo más populares son Atkins, Dukan, Pronokal, Scardale y Siken.

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) afirma que las desventajas de estas dietas son varias. Se produce una sobrecarga del funcionamiento del hígado y de los riñones; además los cuerpos cetónicos pueden llegar a ser tóxicos para las células nerviosas. Generan calambres y fatigas por la falta de azúcar, y estreñimiento por la falta de fibra, vitaminas y minerales.

Libro de dietas 5.2 de Jacqueline Whitehart. Crédito: Google Images
Libro de dietas 5.2 de Jacqueline Whitehart. Crédito: Google Images

Existen otras dietas de moda. La 5.2 de Jacqueline Whitehart fue una de las más buscadas en Google en el 2014. Consiste en dividir la semana en dos partes. Durante cinco días se puede comer casi sin limitación, y dos días son de ayuno a base de líquidos e infusiones que no superen las 500 kilocalorías. Otra de las dietas más conocidas es la llamada dieta de la luna. Según esta se debe tomar solo líquidos durante los días de luna llena,. Así, a partir de una determinada hora según el país en el que te encuentres, debes realizar un ayuno de 26 horas.

“Ninguna dieta que busque eliminar por completo un tipo de alimentos puede ser buena para la salud. Los nutrientes y vitaminas que nuestro cuerpo necesita se consiguen con una dieta variada”, explica Soledad Yorio, nutricionista en el Hospital Universitario Austral.
Agrega que la realización de estos regímenes alimenticios radicales puede provocar deshidratación, cansancio y diferentes males gástricos. Además una dieta extrema terminará generando lo que se conoce como el efecto “yo-yo”: en cuanto la persona vuelve a llevar una dieta equilibrada vuelve a subir de peso. “No solo ponen en riesgo nuestra salud, sino que además no son realmente eficientes”.

Yorio no cree que sea posible generalizar y aplicar una misma dieta a toda la población. “El metabolismo cambia, así como las necesidades del cuerpo, y los estilos de vida”. Recomienda consultar a un profesional para que guíe a la persona sobre cuál es el mejor camino para adelgazar, y descreer de lo que se lee en internet.
Medicamentos, ¿una solución?

La búsqueda por bajar de peso lleva a muchas personas a recurrir a productos y medicamentos que aseguran lograrlo.
Marcelo Peretta, Secretario General del Sindicato Argentino de Farmacéuticos y Bioquímicos (Safyb), afirmó al diario La Voz, que durante el verano aumenta entre un 25 y 28 por ciento la venta de productos para adelgazar.

Algunos, llamados nutracéuticos, son de venta libre. Esto se debe a que no contienen drogas, sino que son compuestos de vitaminas, minerales, proteínas, fibras dietarias y hierbas, entre otras sustancias. Existen también medicamentos, que por su contenido de drogas, solo pueden ser consumidos bajo una recomendación médica. Su efecto se genera sobre el sistema nervioso, acelerando el metabolismo de las personas.

Soledad Yorio recomienda consultar siempre a un especialista antes de consumir cualquier producto. Muchos de ellos no están aprobados por el la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) y pueden ser altamente riesgosos para la salud. Además “Cada persona es diferente, tiene su propio índice de masa corporal y necesita un suplemento y dosis diferente”, explica la nutricionista.

También recuerda la importancia de acompañar estos medicamentos con una dieta equilibrada y ejercicio físico. “No hay que olvidar que son solo una ayuda, y no el principal mecanismo. No existe una fórmula mágica para adelgazar, nunca debemos olvidarnos de eso”.

Por Josefina Palau Posse

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s