La otra cara de la depilación laser

Entre 2008 y 2012, el número de denuncias por malapraxis realizadas por personal no especializado aumentó en un 85% en Estados Unidos.

Los métodos de depilación definitiva se convirtieron en unos de los tratamientos estéticos más populares del mundo. Miles de hombres y mujeres eligen la depilación definitiva. Según un estudio de la Asociación Americana de Cirugía Plástica (ASAPS), el número de procedimientos realizados en 2014 fue de 721.874 en mujeres y 106.606 en hombres.

Cómo actúa la depilación definitiva en la epidermis. Crédito: Google Images.
Cómo actúa la depilación definitiva en la epidermis. Crédito: Google Images.

La depilación permanente se destaca por la duración de sus resultados y sus efectos positivos en el aspecto de la piel. Sin embargo, es crucial que sea realizado por personal médico especializado dado que estos beneficios podrían verse opacados por los efectos adversos que conlleva una malapraxis médica, como irritaciones, quemaduras y formación de ampollas en la zona afectada.

De acuerdo con un estudio de JAMA Dermatology, la cantidad de denuncias por malapraxis efectuadas por personal no profesional creció en un 85% de 2008 a 2012 en Estados Unidos. Ciertos spas y centros de cuidado corporal ofrecen el tratamiento como parte de su oferta estética. No obstante, esto no implica que quienes lo efectúen sean dermatólogos o profesionales de la salud.

“La depilación láser definitiva consiste básicamente en destruir el folículo piloso”, explica la dermatóloga Lina María Chinchilla. “El pigmento del pelo absorbe la energía del láser y causa su destrucción, por eso funciona mucho mejor en pelo negro y grueso”, continúa. Los dos métodos de depilación definitiva más utilizados en Argentina son el laser de diodo y la luz pulsada. Habitualmente, se recomiendan alrededor de seis sesiones con un intervalo de entre uno y tres meses dependiendo de la zona a depilar.

Depilación definitiva. Crédito: Google Images.
Depilación definitiva. Crédito: Google Images.

Un caso muy representativo fue el de una mujer norteamericana que se trató en un centro estético con alguien que decía ser profesional a pesar de no serlo. El supuesto médico le indicó que volviera para su tercera sesión en cuatro semanas cuando lo aconsejable para la depilación en las piernas, la zona que ella estaba tratando, es de entre diez y doce semanas. Esto resultó en quemaduras, cicatrices y manchas oscuras en toda su piel que resultaron permanentes.

Según la ASAPS, otros de los efectos adversos de la depilación definitiva si se aplica demasiado calor o cuando no se respeta el intervalo entre sesiones son infecciones, hemorragias o cambios en la textura de la piel

Por otro lado, también es problemático que no se use suficiente calor durante las sesiones. “Si no se usa el láser adecuado, la depilación no será definitiva, si no prolongada, lo que hará que el 20% del pelo vuelva a salir aproximadamente y necesite sesiones de retoque”, menciona Chinchilla.

Por Brenda Roberts

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s