Manteros copan Belgrano

El número de manteros que llegan a las calles de Belgrano aumenta sin cesar. Los vecinos, comerciantes y peatones estan preocupados y esperan una medida del gobierno al respecto.

Belgrano se ve invadida por la actividad de los vendedores ambulantes. Estos vendedores, mejor conocidos como “manteros”, se instalan en las veredas con sus mantas, o con cajas de madera haciendo de mesas. La zona más afectada es Cabildo y Juramento.

Crédito: Magdalena Lanusse.
Crédito: Magdalena Lanusse.

Los manteros se instalan principalmente en las bocas de subte, espacio donde más gente circula. “Uno de sus lugares preferidos es la parada del colectivo, interrumpiendo la fila de espera y a veces hasta tapan los puestos de diarios”, explicó Graciela, empleada de un kiosco sobre la calle Cabildo.

Venden de todo: alimentos, ropa, celulares, cargadores, accesorios, entre otras cosas.Todos esto ocurre frente a los locales de comerciantes que deben competir con la venta ilegal.

Alina, dueña de un puesto de diarios dijo: ¨A mi me da bronca y rabia, porque nosotros pagamos impuestos y si no cumplimos nos cierran el local¨.

Pablo es mantero hace ya dos años. Mientras preparaba su puesto contó: “Yo estoy en situación de calle, trabajo todos los días para comer. Esto es una forma de vida, ojalá pudiera pagar un local.”

La mayor preocupación de la gente es el problema de circulación en las veredas, la falta de higiene que tienen los vendedores, la desigualdad que surge entre quienes pagan impuestos y los que no lo hacen y los insultos que tienen que soportar. “A mi me da inseguridad que ellos se sientan dueños de la calle”, sostuvo Maria, dueña de un local sobre la avenida Juramento; y hasta acusó a los manteros de vender “drogas”.

¨Estamos esperando algún tipo de acción por parte del Gobierno de la Ciudad para que por lo menos la gente pueda transitar libremente¨, dijo Vicente Lourenzo, vicepresidente de la Federación de Comercio e Industria de la Ciudad de Buenos Aires (FECOBA).

Pero no todas son quejas. Jorge, dueño de un puesto de diarios, manifestó: ¨Hay negocios que mientras está el mantero están más seguros, porque no les roban¨. Y agregó: ¨Te cuidan el puesto cuando tenés que salir a hacer algo. A nosotros nos da confianza y seguridad tenerlos cerca¨.

Sony es uno de los locales más grandes sobre Cabildo y es costumbre que sus puertas estén invadidas por los manteros. Sergio, el encargado del local se manifestó a favor de los ambulantes: ¨El único día que no vino el vendedor que se instala en la puerta, nos robaron. Nos sentimos muy desprotegidos¨.

“Mientras que los manteros sean ordenados, limpios y respetan a los peatones no son un gran inconveniente”, expresó Esteban, oficial de tránsito. Los vecinos y comerciantes coinciden que no es justo que algunos paguen los impuestos al día y además tengan que vender sus productos a mayores precios.

Además, creen que las instituciones no cumplen con el deber de controlar y erradicar estas prácticas. “Estamos cansados de esta competencia desleal”,declara María.

por Magdalena Lanusse

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s