Siguen los movilizados en la Plaza de Mayo

Tras siete años de reclamo, los exveteranos continentales de Malvinas continúan con su reclamo en la Plaza de Mayo.
La Plaza de Mayo se divide en dos. A la derecha de la fuente está la carpa perteneciente a las Madres de Plaza de Mayo; mientras que a la izquierda se encuentra el acampe de los movilizados de Malvinas. Ambos a tan solo metros de la Casa Rosada. Frente a este último, están clavadas las cruces que se asemejan a las clavadas en las islas Malvinas en honor a los caídos. Pancartas y carteles rodean la carpa, con inscripciones como “Veteranos de guerra acampando”. En su interior, algunos manifestantes juegan a las cartas.
El campamento se montó en febrero de 2008. Reclaman que el gobierno les reconozca el haber participado de la guerra, para así poder obtener el mismo trato que tienen los otros combatientes: desde los subsidios hasta los reconocimientos honorarios.
Se conoce como el acampe más largo de la historia, que comenzó como una reunión con banderas y consignas. Aquellos que reclaman son los miembros de la Asociación Civil Veteranos de Guerra Teatro de Operaciones Atlántico Sur (TOAS). Fueron movilizados al Sur, pero al “no cruzar el charco”, no figuran en el padrón de veteranos.
El Ministro de Defensa, Agustín Rossi, les negó el reclamo ya que la guerra no se desenvolvió en la zona continental. Como ellos no fueron a las Islas no son reconocidos como partícipes de la guerra, y por lo tanto, no pueden ser considerados veteranos.
Jorge Enriquez, miembro del campamento, reclama que para el gobierno no son “nada”. Dijo que a pesar de que se intalaron en frente de la Casa Rosada y quiseron imponer el reclamo, el gobierno hizo “oídos sordos” y no se mostró “interesado en su reclamo”.
Las tres paredes de cemento y ladrillo que comenzaron a construír en la plaza el pasado octubre fueron derrumbadas tras acordar con la rama oficialista. Pero no dialogaron nada acerca de la protesta. Enríquez afirmó: “Yo calculo que si hay un cambio de gobierno, algún cambio va a haber. Pero si sigue la misma línea, con Scioli, nosotros no tenemos esperanzas, va a ser más de lo mismo”.
Los movilizados declaran que la pared fue construída con el único propósito de llamar la atención y lograr que la gente se interiorice con la causa. Aseguran que el “ruido” en los medios fue únicamente creado con la construcción de las paredes; pero una vez derrumbadas, el ruido cesó.
Aunque son reconocidos por la Iglesia, la Comisión de Excombatientes de Islas Malvinas, la organización más grande y conocida de veteranos de guerra, no los apoya.
Actualmente se encuentran evaluando la posibilidad de hacer una asamblea que acabe con la negatividad del gobierno.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s