La tecnología estuvo demasiado presente en el Mundial de Rugby

La tecnología juega un papel cada vez más importante en el deporte. Durante el Mundial de Rugby, muchos creen que se abusó de su uso.

El uso de la tecnología en el deporte es un debate que está instalado hace años. Están los más tradicionales y conservadores, que alegan que con la tecnología se pierde la picardía y la “viveza” del deporte. Por otro lado, están los que creen que la tecnología puede ayudar a los árbitros a tomar decisiones más acertadas y apreciar situaciones que no pueden ser vistas en la dinámica y la velocidad del juego.

El rugby adoptó la tecnología hace ya varios años a través de la aplicación del Television Match Official (TMO), o video-ref. Este sistema consta de un cuarto árbitro, además del principal y de los jueces de línea, que observa el partido desde una televisión y al que el réferi principal acude haciendo la seña de un rectángulo en el aire. El TMO observa por la televisión la repetición de la jugada y aconseja sobre una decisión, pero la última palabra la tiene siempre el juez principal. Este recurso puede usarse únicamente para revisar si hubo alguna infracción previa a una jugada de try o si hubo alguna acción antideportiva de un jugador.

Jaco Pyper en uno de sus 6 pedidos de TMO

Durante el presente Mundial, mucho se habló de un abuso del video-ref por parte de los árbitros. Principalmente durante la primera ronda, haciendo los partidos un poco lentos debido al procedimiento que requiere observar la jugada varias veces por televisión. En el partido inaugural, que disputaron Inglaterra y Fiji, el juez Jaco Peyper acudió 6 veces al TMO para tomar diversas decisiones. “Muchas veces los réferis se relajan en el TMO y lo consultan para situaciones en las que ya saben la respuesta. Lo usan para sacarse la presión y enfriar un poco el partido”, asegura Francisco Pastrana, árbitro argentino internacional que refereó partidos del Super Rugby y fue juez de touch en varios partidos del Seis Naciones.

Presentación1-page-001

Muchos aseguran que tanta pausa perjudica al espectáculo y hace el juego más lento. Esto se contradice con la dinámica que la Internacional Rugby Board (IRB) se esfuerza por imprimirle a través de reglas que obligan a acelerar la salida de la pelota tanto de formaciones fijas (scrum y line) como de las móviles (ruck y maul). Federico Anselmi, réferi argentino que participó como juez de touch en esta copa del mundo, piensa: “Si hay algo que tiene este deporte es su flexibilidad en busca de una mejora continua hacia el juego, así que creo que todo lo que sea necesario para agilizar el proceso del video-ref, se hará”.

En el transcurso de la primera ronda del Mundial, es decir, la primera fecha de partidos, el promedio de pedidos de TMO por cotejo fue de 2.8. Durante la segunda ronda, esa cifra se redujo a 1.8 por juego. “No me parece que perjudique al espectáculo, siempre que se haga ágilmente. En este mundial se fue mejorando partido a partido, sin puntualizar en cotejos específicos”,  opina Anselmi.

El TMO se ubica en una cabina del estadio

Por otro lado, y en lo pareciera ser una contradicción, algunos analistas creen que la utilización del TMO debería ampliarse a otras situaciones. Este pensamiento surgió, principalmente, después de que Australia venciera a Escocia en los cuartos de final debido a un penal mal cobrado por el árbitro Craig Joubert. “No creo que tenga que usarse el TMO para cobrar un penal. El juego estaría parado todo el tiempo, sería muy cortado”, explica Nicolás Rodríguez Larreta, segunda línea de la primera de Newman. Por su parte, Pastrana cree que “el error humano es parte del juego” y por eso no debería cambiarse esa regla. “Es inevitable que haya errores humanos y hay que saber convivir con ellos. No se puede buscar siempre el apoyo de la tecnología  porque  se vuelve aburrido el juego”, expresa.

Francisco Pastrana expresa su opinión sobre la situación de Australia ante Escocia

Con las semifinales ya disputadas y el Mundial a punto de terminar, pareciera ser que la balanza se volcó a favor del juego. Después de una primera fase con partidos más cortados, la tendencia de abusar de la tecnología disminuyó  y se buscó darle más dinámica y más ritmo. En un deporte que busca avocarse cada vez más al espectáculo, el recurso tecnológico debe usarse solo lo justo y necesario. Los réferis deben tener más confianza en sus decisiones y no abusar del apoyo en el TMO, aunque bien utilizado es muy beneficioso.

Por Juan Pollitzer

Anuncios

Un comentario en “La tecnología estuvo demasiado presente en el Mundial de Rugby

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s